Noticias y Actualidad

Home Noticias Cruz Blanca Terapia regenerativa para el tratamiento del dolor lumbar crónico

Terapia regenerativa para el tratamiento del dolor lumbar crónico

Martes, 26 Marzo, 2019 Comentarios

Los doctores César Gracia y Josep Fava, especialistas en tratamiento intervencionista del dolor de Creu Blanca nos explican las particularidades y las opciones terapéuticas para el dolor lumbar crónico.

Fuentes anatómicas de dolor lumbar

Sin nos adentramos en las causas específicas del dolor lumbar, encontramos que la más frecuente es la degenerativa, asociada a cambios biomecánicos en la columna vertebral. Esto puede ser origen de un dolor de gran intensidad que puede limitar nuestra calidad de vida

En términos médicos existen tres fuentes anatómicas principales de dolor lumbar crónico: el síndrome de articulación facetaria, la disfunción de la articulación sacroilíaca y la ruptura interna o degeneración del disco intervertebral (dolor discogénico).

Las articulaciones facetarías son las articulaciones que conectan las vértebras de una columna. Estas pueden inflamarse como consecuencia de una lesión o por artritis y provocar dolor y rigidez. La articulación sacroilíaca conecta el sacro con la pelvis y aunque no se sabe bien cómo se genera el dolor, se cree que puede ser por una alteración en el movimiento normal de la articulación como una inestabilidad o fijación de la zona. Asimismo el dolor discogénico es aquel que se produce por la degeneración de uno o más discos vertebrales.

Opción terapéutica: de la conservadora a la regenerativa

La medicina regenerativa ha dado pasos de gigante en el tratamiento de esta dolencia. Aunque en un principio se trata de aplicar un tratamiento conservador a base de fisioterapia y analgésicos antiinflamatorios, existen otras opciones eficaces capaces de reemplazar una posible cirugía.

Cuando la cirugía está indicada, el procedimiento estándar es la disectomía, reemplazo discal y la fusión intervertebral. Sin embargo estas intervenciones son complejas y no restauran el disco desde el punto de vista estructural o funcional. Además esta opción puede provocar una aceleración degenerativa de otros segmentos adyacentes de la columna vertebral, con recurrencia del dolor y requiriendo cirugías adicionales.

Una alternativa son los factores de crecimiento plaquetarios a partir de proteínas generadas por la propia sangre con importantes efectos biológicos. Varios estudios han demostrado que esta técnica tiene la capacidad de estimular la regeneración del tejido celular, las glucoproteinas (proteoglicanos) y otras células del disco intervertebral, pudiendo así desacelerar o incluso revertir la degeneración discal.

Sin embargo el gran avance ha sido la terapia regenerativa neuroespinal, una intervención mínimamente invasiva, prácticamente exenta de reacciones adversas (es un tratamiento autólogo) y avalada por evidencia científica, que utiliza la biotecnología para conseguir beneficios inmediatos en el control del dolor lumbar. Asimismo actúa revertiendo la cascada degenerativa, con la consecuente reparación y regeneración del disco intervertebral y otros tejidos afectados.

Mediante equipos de electromedicina, somos capaces de activar estos factores de crecimiento plaquetarios, concentrarlos e infiltrarlos con alta precisión en la zona dañada por la patología degenerativa. De esta forma participarán directamente en la regulación del dolor y en la regeneración, mediante la estimulación de funciones que dan lugar a la mejoría significativa o, incluso, a la desaparición de los síntomas con rápido retorno a la actividad física cotidiana, con lo cual es una excelente alternativa a la cirugía convencional en muchos de los casos.


Comenta esta noticia